Buscar este blog

Cargando...

lunes, 17 de agosto de 2009

la voluntad del ser

La voluntad de Ser

Como manifestación de si misma, nos condena a ser el compañero enemigo del otro, mas es el otor el que me complementa como ser, entendiendo este principio es que postulo la ética del compañero enemigo, necesaria ética para arrebatarle al estado la representación de lo social, y recuperar nuestra libert politica que tiene una teleología del ser.

Y es que la voluntad del ser, es un querer ser, sufuriente consdicon humana, que no alcanza su plenitud sino que se ve eroisnada por la muerte.

Pero a todo esto que es el ser, pues el ser es Dios, al voluntad en si, nosotros somo el escupitajo de esa voluntad el arrojo al vacio, que tiene que autocontruiirse, y que tiene necesriamente que matar a Dios y martese a si mismo, para poder resucitar.

Solo aquel que mata a Dios , solo aquel que odia a Dios es capaz de amarlo.

Solo aquel que paza por la irreocnciliacion del ser es capz de reconciliarse con el mismo, aqui se propone la onteologia apostatatica, el principo basico de tal cuestion es amar a tu enemigo, pero primero tienes que odiarlo, matarlo negarlo, entrar en una relacion dialectiaca, para luego pasar a una relacion de complementariedad.

Y si matas a Dios es necesario matar al hombre, matar a tu projimo y negarlo, ya que entiendes que sus voluntades de poder chocan, mas la tension que se instala, por la busqueda del reconocimiento del otro, va a dar paso a una relacio de complementariedad.

Entonces la dialetica se resuielve en complementariedad.

El hombre solo puede alcanzar al ser por medio de otro hombre, jamas por las cosas, he aquí que esta hecho el adagio al amor, el amor como valo supremo.

Pero es el amor antagonico a la voluntad del ser, no, no lo es, el amor no es antagonico a la vilontad de ser, que es al final una voluntad de poder y de vida, si no mas bien que solo en la complemtariedad con el otro se alcanza la voluntad de poder.

Pero acaso los otros comparten los mismos intereses?
Pues si nos remitimos, a la profundidad del deseo todos queremos ser.
Mas de hecho todos tenemos derecho a ser de una manera diferente, y por el mismo sentido de complementariedad somos diferentes.

Pero que nos separa entonce?

El no ser, la historia es una dialectica entre el no ser y el ser, entre el bien y el mal.

Mas el hombre tiene derecho a no ser, eso lo hace digno, el hombre tiene derecho al mal y autodestruirse.

El hombre tiene derecho a revelarse contra Dios.
El hombre tiene derecho a revelarse contra el hombre.

Solo en la oscuridad puedes mirar la luz, Aquiel que no anda en la oscuridad esta perdido.

La voluntad de ser , siempre es equivoca, y como tal digna.

Somos culpables de lo que hacemos y de lo que no hacemos.

El hombre necesita la redención de Dios, mas es digno por negarse a ella. Y construir su propia redención que siempre será equivoca.

La historia es por fin un enjambre de equivocaciones muertes, ya que el no ser, es en si la muerte.

Cuando entonces renunciar a nuestra equivocación y buscar la redencion de Dios?

Jamas y siempre.

En la paradoja de la conciencia la lucha del no ser y el ser es constante, aquel que piensa que ya gano su salvacion esta perdido, aquel que piensa que la verdad esta con el , esta perdido.

Nuestros errores nos hacen dignos.

Pero he aquí que un cadáver no puede esterecharte, he aquí que si tu matas literalmnte una voluntad de ser, cerrastwe todas las posibilidades a la comoplementariedad, no se puede amar a un cadáver.

El limite al error es causar la muerte del otro.
La vida es el bien supremo.

Y cada uno nos toca velar por la vida de nuestros enemigos.

Bajo este principo el estado desaparece, y deja de usurpar nuestra representación, y nos convertimos en presencias. El estado somos nosotros con todas sus contradicciones. En el proceso estas se harán aun mas complejas, nunca irán a resolverse.
Jugar con ellas es importante, al etica del compañero enemigo es un juego macabro, y al mismo tiempo ingenuo, entregar la cabeza en las fauces del lobo, es esencial,

Y entonces si todo es un juego de dialecticas y complementariedades donde queda la vison del progreso?

En el imaginario, simpre estar ahí, no como algo falso sino como una construcción interpretativa de la realidad, es en ella que el ser logra un progreso.

Y se constituye a si mismo.

Dios vive en el imaginario, y nosotros como Dios tambien, estge imaginario no es racional ni irracional complemetamente, es un constante salto entre esos dos polos.

La guerra del imaginario es emancipadora, se lucha por la libertad, y alcanzar los absolutos del mismo, y esa lucha es la que nos hace hombres.

La relatividad vusaca lo absoluto, necesita crar sus metarelatos, y al fianal todos los metarelatos son complementarios se complementan en el ser.

No es importante el fin, es importante el proceso , el mopmento de la gracia en que creemos que la imagen se ha hecho relidad.

Esto justifica toda la voluntad del ser.

Mataron aDios mataroan al homre, Dios resucito y el hombre con el , habra que matarlos de nuevo una y mil veceas y abra que abrazarlos cuando resuciten.

Pero olvidarlos, ser indiferentes a sus muertes jamas, hay que sufrirlos contantemente.

La voluntad de ser justifica al hombre copmo hombre mismo y como hombre simpre sera culpable.

Y entonces condeno a los que olvidaron su voluntad de ser, a los que no vieron de cara ala muerte todos los dias en su cuerpo, a los que vendieron su alma por una porcion de almota, y al go de locion.

Los condeno al infierno de no viir su propio infierno frio, y no darse cuenta de el, a su iantiauntiticdad.

Pero me preocupa mi gran enemigo el cyborg, aquel que se construye desde el poder, olvidando que todo poder es ilucision, y que el ser es la uinica porcion de verdad, me preopcupa aquel que no es, y cree que es.
Me preocupa la mutación del burgues en tecnócrata, me preocupan estos reys frios de la nada.

Aqu solo pueden pensar su existencia a travez del poder, me preocupan demasiado, porque en ellos ni Dios ni los hombres van a resucitaer.

Renuciaron al mito y al rito, ysimplemente Diseñan, estructuras de poder, me preocupa terriblemente,l es tengo miedo.
Ya que en sus ojos no veo la angustia de la muerte, parecen fabricar una imortalidad sin vida, y por la tanto sin muerte, aquellos que olvidaron su espiritu, y no andan en oscuridad, ni sufren, ni sufren al otro, aquellos para los que el mal no existe, ni siente su poder, ni siente su culpa.

Yo soy su enemigo, mierda, aunque para ustedes no exista tal cosa, ya que perdieon su capcidad de odiar, yo soy su enemigo.

Y entonces me dirigo a los pueblos, donde prometieo delo su luz, donde Pandora hizo arder los cuperos, y me alimento de ellos con un hambre de humanidad tremendo, y siento otra vez esa voluntad de ser. Que se las estan quiitando.

No podemos renunciar a una altermodernidad, a nuestra otra modernidad, no podemos renunciar a construirnos, o masd bien si lo podemos hacer no podemos renunciar al dolor dce negarnos a nostros mismos, no podemos renunciar al dolor de nuestro porpio suicidio.

Pero a tanto dolor solo puedo devenir la insensibilidad.

Y entonces gocemos, de la luz aqunque sea por momentos, en los ojos de tus hijos, en las patas de tu perro, en el brillo del agua bajo las nubes de moscas.

En las tetas de tu mujer o en la falo de tu hombre o en tu propio ano.

Y porque no en el ano de Dios gozemos.

Como sobrbira el hombre a su propia maldad, solo con el terrible peso de su conciencia, y como sobrevivira al twerrible peso de su conciencia, solo con la oracion, y el goce espiritual.

Pero que es de la realidad material, aquí viene la liberación, pues es una lucha constante por la liberación.

El despojo, la pobrza?

No necesariamnte, pero si la constante lucha entre el espiritu y la materia, para luego pasar a su complemtariaedad, ya que al final son integrales.

Y entonces renunciamos, a los bienes, a los sitemas de producion?, noooo

Hayh que tomarlos , hay que democrastizar el capital, y jugar con el, hay quie equivocarnos con el.

Pero tomemoslo, solo hay una verdadedra presencia tomando los sitemas de producion, la propia volutad de ser nos pide tomarlos, enfrentar al tecnócrata, con una politica de espitur, donde el ser se realiza.

Urge tomar los sitemas de producion, urge tomar el estado, solo desde ahí podemos realizar una voluntad de ser equivoca.

Solo desde ahí podemos negar a Dios y al hombre.

Y la tierra?, la tierra es estado, somos tierra que nops pesamos a nostrso mismos y nos constituimos en nacion, naciones , la tioerra somos nosotrs y es el ser, sin conciencia, pero es parte del ser, al mismo nivel que nosotros.

El universo es el ser, su expresión y manifestación fisica. Y al mismo tiempo no es pero es. Carece de voluntad, mas la voluntad del ser lo ha creado, como integración de el mismo.

Solo integrados en ella misma nos podemos pensar como ser, como enacion como madre estado. Solo con ella podemos construir nuestros imaginarios, por tanto la lucha por ella y sui conservación son indispensables.

La consterucion de una altermodernidad pasa por ahí, el despojo y apropiación de las cosas, y la integración a la tierra como expresión de la voluntad de ser.

Mas jugar con el capital, no es jugar con nuestra porpia supervivencia y al final jugar con lamuerte, asi es, el hombre va a jugar con la muerte en constante, y no debe de dejar de hacerlo, todos los sitemas de conforto de estado de bienestar son imagens fragiles, debilies y frias, solo el juego con la muerte permite la real expresión de la vida.

Una vida Epica?

Una vida comi epica.

Un teatro.

Donde la voluntad de ser buscque su relizacione n medios de las mascaras, hasta que la muerte la descubra, y se baje el telon.

Y la tragedia?

Esta ahí en la incansable ralizacion epica, mas esta misma da risa y es calida.

Y aunque todo teatro es un tetro enfermo repleto de violencia, la propia representación permite su catasis.

Y entocnes que se busca una presencia que elija sus propias representaciones del ser, su inmaginario, para ficiticiar su proia realización.

La presencia simpre necesitar de sus mascaras, sus nuevas instituciones politicas y sociales, pero como mascaras y consiste de su poder presencial se las puede ir quitando.

Que hara un tweatro tan enfermo como el latinoamercaco que ha sido criado en la ciolacion y la violencia, para sobrevivirse a si mismo.

Pues tendra que ir de la mano de Dios, su modernidad lo negara y lo afirmara al mismo tiempo, las madres estados son estados confesionales.

Pero las culturas originarias no creen en tu vbolutad de ser ni mucho menos.

Mas tienes una gran volutad de ser, por lo tanto son los grandes sujetos de esta historia, y sus dioses, ssus cosmovisones extentas de ellos, van hablando de una forma de ser universal en si misma, lo cual es genial.

No se tatara de imponerles mi Dios al que yo odio y niego para luego amar, se tratara de de acompañr su lcuah para que sea posible su proyecto de ser, y a partir de ahí seremos enemigos cuasi irreconciliables.

Necesito ser enemigo de ellos somo asi podre amarlos, pero sobre todo un compañero en su lucha y en su posibilidad de ser. Que de alguna manera vendra hacer la mia después de un proceso de complemetariedad complejo.

Es desde aquí y solo desde aquí que se puede fundar la altermodernidad.

Nuestra tarea como volutad de ser en estas tierras.

Para esto hay que destrir la democracia liberal, desde sus bases, su democracia representativa, y al clase social que la sustenta , la burguesia que ya muto en tecnocracia.

Alterar, y alterar sus sitemas una y otra vez, genrar sufiente caos como para su destrucción, la burgursia debe ser destruida, y solo Dios Puede destruirla.

La base de la acumulación del capital, debe ser reeplazada por la voluntad de ser como manifestación de uno mismo, la reprsentacion de nuestro imaginario.

Yentoces propones una sociedad del espectáculo

Ah ha ha

Propongo una sociedad del acontecimiento, de la fenolmenologia del ser, del momento de gracia, de la conciencia de lo sagrado. Como valor en si mismo.

Dios es la verdad, dios es la luibertad, Dios es el camino, Dios es la vida, Dios esla plenitud, como tales no son entidades cosificadas, estan en movimiento son voluntades, que exigen tu complemntariedad en ella, tu lavor es negarlas, para poder encontralas.

Es la vuelta a la edad media?

Ah ha es una altermodernidad, que no busca la emancipación como fin ultimo sino como un proceso de lucha, que tien un goxo en la rendicion de la propia volutad a la voluntad de El ser.

No te entiendo ni un solo carajo, por lo cual siento realmente que me estas hueveando,las cosas son o no son, y para ti parace que son y no son almismo tiempo.


Y es que el hombre es y no es, muerte y vida en un solo cuerpo, en una sola conciencia.
La modernidad que propongo es una contramodernidad de ella misam, el hombre que propongo es un cotrahombre de si mismo, una voluntad constante de ser que no es, pero que sera gracias a la Volutad de Dios y no a el mismo.

Pero su tarea fundamental es no renunciar a su propia volutad mietras este vivo, al menos que sea vencido radicalmente de una vez por todas por el ser.

Lo tuyo es uina modernidad apocaliptica, el que Dios por fin se revela al hombre esa es tu esperanza.

Dios se esta revelando constantemente al hombre, lo que yo Deseo es que Dios por fin lo venza en un amor pleno.

Y mietras¿?

Pues con toda pasion seguir construyendo nuestros sueños, equivocos, alos cuales tenemos gran derecho. Y gran Culpa.

Pero para que me voy a constuior un error, mejor me voy a la iglesia y me entrego a Dios.

Y te conviertes en un Titere, jamás

No postulo una edad media, postulo una tensión constate , una incomodiadad constante, es decirlo mas alejado al sueño buirgues, del hombre, con el hombre y con Dios

Ya ya se la etica del compañero enemigo,q ue al final es un jeugo de representaciones de poder,q ue debe diluirse en el amor, en algun momento de estado de gracia para luego reconstituirse como tension.

Quie chucha va a querer esa clase de vida, inconstante lucha y parania y esquizofrenia.

Aquel que tenga conciencia del teatro loco en el que vivimos.

Es decir un condenado a ser otro.

Por lo cual tu proyecto de altermodernidad queda en el plano ideal. De algunos locos que se entienden como sujetos de una nueva histiruia que no se cree del todo a si misma.

En el plano de lo imaginario de estos locos yo me siento feliz, seria de verdad una pena que algun día el mundo me hiciera caso.